martes, 7 de junio de 2011

LA IDIOSINCRASIA DEL VENEZOLANO

Cualquiera sea la forma de desarrollo que se propongan llevar a cabo en Venezuela, tiene por fuerza mayor que tener en cuenta el temperamento de la colectividad, aquí tenemos que jugar con las reglas del colectivo, no se puede ignorar como funcionamos como pueblo, durante generaciones enteras se ha usado la palabra socialismo y aquí esa palabra significa depender del Estado, es paternalismo en fuertes dosis, en estos tiempos se ha profundizado y en su arraigo popular ha tomado visos de descarada viveza criolla, si se trata de combatir la corrupción y se cree que está presente únicamente en las esferas gubernamentales o en los círculos de poder económico, estamos completamente equivocados o ¿acaso no es corrupción que se dé casa a una persona y aun sin tener el título de propiedad ni haber pagado una locha por ella, la oferte dilapidando el dinero recibido, haga un rancho al borde de un quebrada y después cuando el caudal crese y se lleve el tarantín, va a pedirle al gobierno una vivienda digna?
¿No es corrupción que allá personas, que nunca trabajan y tengan dos o tres apartamentos, sin haber aportado un solo bolívar a la causa?, fui testigo de primera línea cuando salió un contingente en un camión a hacer una invasión, eran como treinta en total, con niños por delante como escudos y un trapo desteñido que representaba la bandera, esgrimiéndolo como símbolo del nacionalismo, con un séquito de mal vivientes armados para apoyo logístico. Los resultados: todos consiguieron vivienda, no era la primera vez, ya lo habían hecho antes, pero los que estaban primero que ellos los resistieron, fueron más fuertes y tuvieron que regresar.
¿No es corruptela que se le de cantidades ingentes de dinero a los cooperativistas, gastando el dinero en cosas distintas para lo que fue otorgado, no pagando ni un céntimo al Estado y después de usar las maquinarias, si es que las han comprado y en muchos casos con sobreprecios, las usen durante un buen tiempo, dejadolas deterioradas, porque nunca le han hecho mantenimiento, y cuando ya no pueden lucrarse por la pésima administración abandonan todo sin importarles un pepino el daño a la economía del país, despreciando la oportunidad y la confianza que se tubo en ellos?
A mí me han ofrecido casa o apartamento en tres oportunidades, debido a que trabajo con el público y se hacen muchas relaciones, mi respuesta siempre ha sido, muchas gracias por tenerme en cuenta, pero yo tengo mi casa gracias a Dios, ofrézcasela a alguien que no tenga. No quiero ser rico, solo ser útil, en ese sentido carezco de ambiciones y puede ser que sea etiquetado de tonto o estúpido, pero prefiero ese señalamiento a caer en la trampa de la perversa avaricia.
El experimento de Dr. Mohammad Yunos el banquero de los pobres en la India, es completamente inaplicable en nuestro medio, adolecemos de los elementales principios de la responsabilidad y estamos convencidos, no solo por décadas de oír hablar del socialismo como panacea que arregla todos los males, sino que en los últimos tiempos nos han vendido la idea que el Estado es responsable de que vivamos con todas las comodidades y como dice el refrán del pueblo: “el niño que es llorón y la mama que lo pellizca.“ En la historia de la humanidad, el Estado jamás ha hecho que la nación sea prospera, son los hombres con su trabajo, con su voluntad, con su fe, con su entusiasmo, con su ingenio, con su dedicación y constancia que han hecho grandes a los Estados y ellos se ha aprovechado del genio y las ideas de los hombres.
Cuando se habla de dignificar al hombre, al pobre, a Juan Bimba, no creo que se consiga con dádivas y obsequios, al contrario acostumbrar a los demás a recibir sin reciprocidad o sin compromiso, es despojarlo en su totalidad de la escasa fuerza moral que le queda y del poco vestigio del honor. "Cuando a un hombre se le da todo, sin hacerlo responsable no estamos contribuyendo a su independencia y libertad, sino que lo estamos hundiendo en la más abyecta de las miserias, porque lo estamos haciendo inservible e inútil". Un ser humano sabiéndose inepto o incapaz, pierde toda la motivación y la esperanza y cuando se pierde la esperanza, estamos muertos en vida, nos convertimos en cadáveres ambulantes, serán “hombres vivos que tienen muerta el alma” como dice un verso de una antigua canción llamada “las acacias. “
Sin duda que hay una equivocación muy trágica al ver al ser humano hundido en la miseria, llámese moral, espiritual, física o económica y tenerle conmiseración, no es lastima lo que se debe tener por los desposeídos y necesitados, sino identificación con ellos, ponernos en su lugar y hacerlos que se levanten de la ignominia donde están, sirviéndoles de sostén, de apuntalamiento y de impulso, para que corrijan su camino equivocado. “No le des un pescado enséñale a pescar,” dice el proverbio chino.
Se podrá ayudar a superar a otro ¿Si cada vez que lo vemos necesitado paliamos sus necesidades, sin enseñarlo a que se enfrente a las dificultades, sin capacitarlo para usar y  desarrollar sus habilidades y talentos? Los fisioterapeutas y la misma vida de todos los días nos enseñan que musculo que no se use se atrofia, la mente humana sino se utiliza va en la misma dirección, de manera que si no estimulamos a los demás a usar su mente y razonamiento, no estamos contribuyendo absolutamente en nada a que sea libre e independiente, sino que lo estamos condenando al más ominoso de los oprobios y a la más terrible de las esclavitudes, en ser un inútil y un bueno para nada. ¿Es con esa clase de individuos que vamos a salir del atasco dónde estamos y que pretendemos conquistar el mundo?
Pensando como un simple mortal, no como un politólogo, ni experto en la materia, creo que toda política del gobierno encaminada al beneficio del conglomerado debe tener en cuenta, la cultura, la tradición, las costumbres y el aspecto bio-psico-social del pueblo en general, sino se tienen en cuenta estos detalles, no importan las buenas intenciones que se tengan, ni lo magistral de la implementación, ni el tamaño de la inversión, ni lo monumental de los recursos económicos, todo será como echar agua por el bajante, puede que este filtrada, hervida, purificada o esterilizada, apenas toque la poceta inmediatamente se contamina y se pierde quedando inutilizada para el consumo.
No dudo que el cooperativismo sea un buen mecanismo para producir, crear oportunidades de trabajo, de empleo, para levantar el nivel de vida, crecimiento económico, ser independientes de las importaciones, aprovechamiento al máximo de los recursos, todo esto y mucho mas se podría conseguir, siempre y cuando existieran reglas claras, buen control y una supervisión permanente en la práctica, no escrita en documentos muy bien elaborados, guardados en archivos y convertidos en letra muerta e inservible. ¿Por qué es necesario esto?, por lo que somos, por la forma en que nos han formado y la manera como concebimos las cosas las personas comunes y corrientes, el grueso de la mayoría ve al gobierno como el dueño de todo y el gobierno se la cree y administra los recursos como propietario y no como mayordomo, el pueblo no tiene sentido de pertenencia, no se ha enseñado que el país es mío, sino que es nuestro, responsabilidad de todos, responsabilidad de nadie. Lo escuchamos y lo vivimos a diario, dale duro que ese carro es del gobierno, rompe esa cerca el gobierno tiene mucha plata, que haga una nueva, acaso no está sacando tres (3.000.000) millones de barriles de petróleo diario y vendiéndolo a cien (U$100) dólares cada uno.
Así mismo se actúa y se ejecuta cuando por medio de un ente gubernamental se entregan los recursos económicos para un proyecto u obra convirtiendo en un hecho el dicho: “ a mí no me den, sino póngase donde hay,” evidentemente hay una inversión de los valores, ahora no es “del dicho al hecho hay mucho trecho,” sino que “el dicho se convierte en hecho, asociado con la conchupancia," cuando se entrega en las manos a las personas recursos económicos, ellas piensan, creen y actúan en concordancia con la visión personal o con su mentalidad y la conveniencia del momento, lo ven como el instante de aprovechar la oportunidad, apropiándose de lo que más puedan, de lo que no les pertenece, total así lo hacen todos, yo no voy a pasar por tonto, razonan haciendo alarde de la proverbial viveza criolla. El filosofo chino Confucio dijo: “trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos”
Si queremos verdaderos cambios y avances sustantivos olvidémonos de alimentarle al pueblo la idea nociva de que a el, le pertenece todo y que no tiene que hacer nada para conquistar metas y objetivos, que solamente con tener el gentilicio venezolano es suficiente para ser el dueño de todo y tener derecho a todo, pero en ningún caso tiene deberes y responsabilidades. “Cría cuervos y te sacaran los ojos.”

Por el Pastor:Fernando Zuleta V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada