domingo, 10 de diciembre de 2017

EL AMOR Y TIEMPO




El amor es eterno, es aliento divino
Emanado  de fuente inagotable
Y todo lo inagotable permanece en el tiempo
Y el tiempo no tiene poder sobre lo eterno
Lo eterno y el tiempo marchan acompasados
Ninguno tiene poder para eliminar al otro
Creando un laso indisoluble e impertérrito
Uniendo fuerzas equilibradas imposibles de romper
Ninguno podrá desaparecer, ambos son eternos
Marchan en una línea compacta y armónica
No se tienen envidia, no tienen celos por existir
Cada uno respeta su posición cimera en el universo
El amor jamás ha pretendido borrar el tiempo
El tiempo nunca ha intentado anular el amor
El amor no es eliminado por el tiempo sino por el olvido
El tiempo no puede retener el amor sin consentimiento
El amor permanece aunque los sentimientos pasen
El tiempo es indetenible y el amor imparable
No tienen barreras que los detengan o desvíen
Ni murallas que los sometan en su travesía
Para ellos no existe la luz, ni oscuridad,
No se agreden, ninguno tiene nada contra el otro
Son diferentes en su concepción y objetivos
Ninguno depende del otro, cada uno es único
Se unen en la ruta porque son viajeros perpetuos
Permanecen porque no acumulan edad
Ni existe poder que los limite o los elimine.
Ambos son existencias inmateriales
No son susceptibles de medir, ni de palpar
No hay normas que los enclaustren y los perturben
Son iguales en que permanecen para siempre
En todo lo demás hay diferencias marcadas
Y eso los hace  marchar juntos al infinito.
Únete al amor y seguirás al tiempo
Si lo Rechazas  perderás  el tiempo y la vida eterna
Ese amor nace en Dios, porque Dios es amor.


Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.

viernes, 8 de diciembre de 2017

PLATON TERMINO SUS PASANTIAS.



No me refiero al gran filósofo griego, sino al perro callejero que un buen día apareció por nuestros contornos y mis hijos amantes de los animales lo invitaron a pernotar en la casa, lugar que en lo inmediato adopto como su vivienda, de allí no volvió a irse, porque recibió aprecio, cuidado, alojamiento y comida y como buen perro al fin muy agradecido.

Pero los tiempos cambiaron, no solo para las personas sino también para las mascotas y de los cuatro que de una u otra manera nos encargamos de su cuidado, quede solo y por supuesto se desmejoro mucho la atención al noble can.
Para sobrevivir me vi obligado a buscar en Caracas los medios para el sustento, pero dejar encerrado al perro como mecanismo de protección, durante largos y a veces varios días no me pareció lo mejor, así fue que con pena y tristeza tenía que dejarlo en la calle, los vecinos que lo conocían lo cuidaban y le daban comida y por más de un año solo venia en las noches a dormir.

Pero el sábado pasado sucedió la tragedia y un auto conducido por energúmeno chófer lo arrollo, no lo mato en el acto, pero lo dejo con una pata partida, hecha polvo y varias escoriaciones en otros lados. Me di cuenta que su final estaba cerca, hable en una veterinaria explicando lo pasado y la recomendación fue aplicarle la eutanasia; no compartí la sugerencia con las dos mujeres que lo querían como propio, conociendo sus sentimientos y afecto que le tenían.

Este martes pasado me comunicaron que habían contactado a un veterinario conocido y que el miércoles en la mañana estaría atendiendo la emergencia y así paso, allí estábamos en el garaje, las dos benévolas mujeres, el médico veterinario y mi persona, el veredicto no dio lugar a otras interpretaciones, con mucho tacto, enumero las posibilidades, el alto costo de  los medicamentos y las escasa posibilidades de adquirirlos,  la cantidad  elementos necesarios para intentar una  hipotética  recuperación,  su edad tampoco estaba a su favor, aunado a que era necesario un cuidado permanente y diario  al menos por tres meses, si teníamos los medios económicos para costearlo y la disponibilidad para su atención.

El medico añadió, el animal está sufriendo, cada uno de Uds., viéndolo también y sin poder hacer lo que amerita el caso prolongar el sufrimiento de todos no es la correcta decisión, de manera que la mejor solución es la eutanasia, no pudimos hacer otra cosa que aceptar, les pidió a estas nobles mujeres que para que fuera menos dramático el momento nos dejaran solos, conociendo sus sentimientos al ver que lagrimas como lluvia inclemente salir por sus ojos, sin embargo permanecieron hasta que se le aplico la inyección letal y luego abandonaron el lugar compungidas y llorosas.

Al final salió de la casa platón convertido en un fardo al ser metido en una bolsa negra, inerte y sin vida, pero los cinco años que pasaste con nosotros alegrándonos la vida nos hacen sentir que valió la pena darte refugio y haberte tenido como huésped.

Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.


VIDA Y TINIEBLAS



Se escondieron la luna y las estrellas
la bóveda celeste semeja un túnel tenebroso
esa oscuridad invade el alma y el corazón
no aparece en el horizonte una tenue luz
que alumbre el camino para recorrer
las tinieblas amenazan cual iracunda tempestad
se levantan como remolinos indomables
que en espirales cada vez más elevadas
se  entrelazan en diabólicos encuentros
originando un aluvión de fuerzas destructoras
sin límites ni control en su recorrido mortal
imposibilitadas de regular su temible poderío
son insensibles, no tienen espíritu, ni sentimientos
avanzan atropellando sin medir las consecuencias
como no tienen vida, llaman y recrean la muerte
en su furor arrasan todo a su indomable paso
derribando lo que encuentran enhiesto sobre la tierra
dejando tras sus huellas, la estela de la destrucción
como marca indeleble de su portentosa fuerza
que sin contemplación en arremetidas incesantes
convierten el horizonte en estepa solitaria
solo queda devastación y tierra asolada
que terribles son las tinieblas en el corazón
que formidables cuando cubren el alma
que pavorosas cuando contaminan el espíritu
que dantescas cuando arropan la vida
ellas solo se combaten con la luz espiritual
y esta solo la produce el Señor Jesucristo
nada las hará retroceder de tu camino
solo Cristo y Cristo en ti lo conseguirán. 

Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.




    viernes, 17 de noviembre de 2017

    LA CIVILIZACIÓN ULTRA:DESAPARECIERON LOS GORDOS




    DESAPARECIERON LOS GORDOS

    Y todo sucedió en un día normal, como todos los demás, no hubo nada extraordinario que hiciera intuir el vuelco formidable que en razón de segundos daría la humanidad, ninguna situación especial anunciaba la peor crisis  histórica de la vida sobre la tierra, a nadie se le ocurrió que sucedería algo tan fortuito, nadie lo pensó, nadie lo imagino, pero sucedió.

    En esta situación todos los medios de comunicación estaban siguiendo su programación habitual, las fábricas, empresas y las actividades tanto comerciales, como domesticas hacían su rutina normal, el trafico como de costumbre en las grandes ciudades era un caos continuo, la gente en las urbes iba y venía en un movimiento  permanente, el viento soplaba como siempre, el aire no tenía siquiera una tenue diferencia con el de otros tiempos, el sol alumbraba igual que en los últimos cinco mil millones de años y en el otro lado del globo terráqueo los lobos seguían aullando a la   luna sin la más mínima novedad, los océanos y mares seguían imperturbables con sus monótono oleaje de ir y venir, los animales que nos desconciertan con su capacidad increíble de detectar fuerzas desconocidas y misteriosas no dieron la más leve señal de que algún raro o extraño acontecimiento se aproximaba, pero lo más insólito fue lo inservible que resultó toda la parafernalia que tienen montada las potencias mundiales, aquí no sirvió de nada el poderoso escudo antimisilistico que tienen para protegerse de ataques externos de probables enemigos, el sin número de satélites que diariamente monitorean los movimientos de cada terrícola sobre la tierra y están en la capacidad de descubrir hasta el momento en que una mosca levanta vuelo, tienen vigilados a todos los países que consideran antagónicos o enemigos y es tanto su equipamiento ultrasensible que pueden darse cuenta cuando un campesino enciende un tabaco en el campo. 


    Sobra decir que en los radares que vigilan centímetro a centímetro los movimientos de cuanto objeto se localiza  en esta aldea global, no apareció ninguna señal que motivara alarma alguna, no hubo presagio, premonición o anuncio anticipado de lo que ocurriría, total que nos tomó sin previo aviso, en forma intempestiva, usando un término beisbolero muy común, “nos agarró fuera de base”. No sirvió en absoluto la descomunal maquinaria de espionaje que se tiene montada a nivel mundial para conocer los planes o movimientos que se realizan en secreto en las altas esferas gubernamentales por los países más avanzados en la tecnología comunicacional, pero aparte de todos esto los que quedaron peor parados fueron todos aquellos que se han dedicado a estudiar los astros y de esa manera a especular sobre los tiempos venideros, de esas fuentes no se escuchó ni el más leve murmullo, no apareció ningún charlatán con el más insignificante comentario que se pudiera relacionarse con tan insólito acontecimiento.

    Y Alguien atino a decir, que esto era igual a la muerte de los primogénitos en Egipto, pero la diferencia es enorme, por cuanto los hebreos y hasta los egipcios fueron prevenidos sobre lo que pasaría y esto fue sobre una sola nación, y un solo miembro de cada familia, pero aquí se sembró la incertidumbre y la zozobra  sobre toda la humanidad, en la práctica no escapo ninguna familia de la tierra y en muchos casos, fueron grupos completos los que sufrieron el rigor inclemente de la desaparición física, la tierra se llenó del más atroz dolor, rodeado del temor mórbido de que todos éramos víctimas fatales y que solo era cuestión de tiempo para que nos llegara el turno, a los que aun quedamos con vida.

    Sumidos en el desconcierto total ,  la tierra era un completo pandemónium, primero por las pérdidas humanas en una cantidad de tan devastadoras proporciones, después por el vacío que se creó por la ausencia laboral al quedar cientos de millones trabajos y empleos abandonados, luego el caos  por todas las contingencias que generaron la desaparición intempestiva de las personas obesas en el lugar que estuvieran y haciendo lo que fuera, esto produjo incontables accidentes que a su vez cobraron millones de víctimas, muchas fatales y grande cantidad de heridos, la  prioridad número uno era darle sepultura a los fallecidos para evitar epidemias que cobraran más vidas y menguaran hasta la extinción total la existencia del hombre, pero también se hacía apremiante atender a los lesionados que iban desde los graves hasta los que solo recibieron golpes y contusiones leves, muchos solo estaban demacrados y macilentos, mostrando  un rictus de tragedia en sus rostros pálidos y desencajados por el miedo y el terror. Cantidades  deambulaban de aquí para allá desorientadas, sin poder asimilar el terrible suceso y menos aún de conseguir una explicación a tan aciaga hora que vivía la humanidad.

    El panorama sombrío y espeluznante, enseñando el dantesco cuadro de desolación, donde la  muerte, el dolor, la angustia y el temor se enseñorearon, pero  no fueron suficientes para desequilibrar y desquiciar a la humanidad, el deseo de vivir se impuso por encima de lo grotesco y horrendo del momento y como siempre surgen las personas que pueden dejar a un lado las situaciones caóticas, para pensar con la cabeza fría y en medio de lo indescifrable, razonar y encontrar soluciones, de esa manera dentro de esta incertidumbre  comienza a buscarse las soluciones  y afloran las siguientes: hacer fosas comunes gigantescas y comenzar en lo inmediato el entierro de cadáveres insepultos, eliminando cualquier trámite burocrático, no se podía estar pensando en medicina forense, o identificación de los occisos, menos en un entierro  normal y corriente, con despedidas, velorios y homenajes a los difuntos, por ellos ya no había nada que hacer y se impuso la razón sobre el corazón, o se buscaban soluciones inmediatas para sobrevivir o nos hundíamos en el dolor y el lamento dejándonos consumir sin dar la pelea por la vida o nos sobreponíamos y hacíamos frente a la calamidad de tan debastadoras proporciones o acompañábamos al resto de la raza en el desfile tétrico de la extinción total de la humanidad; se recurrió a lo que la naturaleza siempre ha enseñado: “la conservación de la especie es vocación de toda manifestación de vida sobre la tierra”. Se autorizó a todas las personas a enterrar a los difuntos en el lugar que fuera adecuado y así la tarea fue menos difícil y más efectiva.  Se aplicaron a todos los cadáveres dispersos, substancias que los preservaran de la descomposición, como la cal y sal en abundancia, mientra se superaba la critica situación , se hicieron puentes aéreos, terrestres y marítimos, utilizando todos  los  medios de transporte públicos y privados, por primera vez se dio uso en beneficio de la humanidad a toda la gigantesca flota de aviones, barcos y vehículos terrestres que componían el descomunal equipamiento militar de todas las naciones para suplir todas las contingencias derivadas de este hecho sin precedentes en la historia de la vida sobre la tierra, evitar la corrupción de los muertos para impedir la contaminación era vital, todo este esfuerzo mancomunado evito males mayores, durante los dos meses que se mantuvo esta dura tarea, pero al final dio sus frutos y la tierra fue libre de la pestilencia y de la posibilidad de contagios epidémicos. Ya superada la peor parte de esta contingencia es que puede haber algún sosiego y comienza dentro de lo posible a volver la vida a la normalidad.

    Ñangotados (1) y aun sin reservas físicas y con la moral hecha piltrafas  se salía del pánico y se superaba el miedo,  dirigiendo  los esfuerzos a conocer las razones de porque habían sido seleccionados como si fueran objetivos militares o blancos determinados una tercera parte de la población mundial para desaparecer, se hicieron aportes de toda naturaleza, surgieron especulaciones de toda clase, se conjeturaron múltiples opciones, las opiniones se dieron a raudales y por primera vez en el transito humano sobre la tierra se consideró que todo pensamiento, opinión o idea debía tenerse en cuenta, ya que con toda certeza la unión de todos era lo único que nos daría la posibilidad de sobrevivir y de conocer las causas o el origen del acontecimiento en que estábamos inmersos, ahora nadie valía más , ni nadie valida menos, todos éramos iguales, se acabaron las jerarquías y se terminaron las clases sociales y comenzó a gestarse el nacimiento de la novísima  época: civilización ultra.


    Obviando la valoración individual  y el hecho inequívoco de que nadie tiene asegurada la supervivencia nos devolvió a la realidad de que el mundo que habitamos es patrimonio de todos y responsabilidad de todos, no de unos cuantos afortunados que se creían con derecho heredado o propio de ser sus dueños absolutos. Se terminó el acaparamiento de ideas y pensamientos y salió a la luz todo ese cumulo de poder mental que había permanecido enclaustrado en los intrincados laberintos del cerebro y que por razones sobretodo de temor al rechazo habían estado encubiertos por el ostracismo al que con deliberada determinación  lo habían sometido sus poseedores.

    Este es el primer capitulo del libro, "LA CIVILIZACIÓN ULTRA", a todos los que tengan la disposición de leerlo les pido sus comentarios y criticas, serán bien recibidos.

    Por el pastor: Fernando Zuleta  Vallejo.


















    martes, 3 de octubre de 2017

    EL VISIONARIO



    La visión no se trasmite hasta que tenga seguidores que la conviertan en realidad.

    Lo mismo pasa con el liderazgo, un líder es aquel que tiene seguidores, pero la efectividad del líder se manifiesta cuando los seguidores de sus ideas las toman como propias, las hacen suyas, las encarnan y las defienden aun a costa de sus vidas.

    La visión siempre tiene un marco de referencia que es la utopía, porque por regla general es incomprendida por la mayoría y acarrea más detractores que simpatizantes. Porque el visionario ve los hechos antes que sucedan y se adelanta al presente, es un futurista consumado, no un charlatán, ni embaucador, eso es de los políticos. Difiere y está en completa oposición a los que se creen que pueden predecir el futuro eso pertenece a lo fantasioso y espurio de los adivinos y agoreros. Tampoco  reclaman inspiración divina, porque no es profecía, eso pertenece  a los profetas y a Dios en exclusividad absoluta.

    El visionario es capaz de  unir el tiempo en todas sus dimensiones por cuanto, analiza el pasado, actúa en el presente y espera los resultados en el porvenir. Saca conclusiones y llega obtener las realizaciones antes que se hagan físicas y tangibles.

    Un visionario no tiene todos los elementos a la mano para construir su realidad, por lo general  muestra el camino para que otros lleguen a la cumbre.

    Para la mayoría el visionario encaja más en el patrón de orate, que de ser  centrado e inteligente y desconocen que tiene una mente mirifica que está por encima del promedio normal.

    El visionario con frecuencia es incomprendido, porque no encaja en el molde rígido del conformismo, ningún estuche es echo a su medida y rompe con los paradigmas y la estigmatización, eso hace de, el un individuo fuera del montón, no por lo estrafalario sino por lo alto de sus ideas y pensamientos.

    Un visionario no ve la roca, ve el ángel. Describe  lo imposible en el momento, pero realizable en el futuro, su mente avanza más rápido que el tiempo, siempre va adelante y es el tiempo el que lo sigue tratando de alcanzarlo.

    El visionario no sigue al tiempo, es el tiempo quien lo sigue a él.  Las épocas no marcan la pauta de un visionario, él es que marca las épocas con su innovación y capacidad creativa.

    Tesla marco épocas y aún no han podido ser aprovechados en su verdadera dimensión, todo lo que ideo  y pensó realizable con su poderoso intelecto. Como la transferencia de electricidad inalámbrica que  es una deuda que solo  saldaremos cuando la convirtamos en realidad  y un tributo que tenemos que pagar a su grande visión expansiva.

    Los genios y los visionarios pasan, es la ley natural de la vida, pero sus creaciones permanecen y nos recuerdan su procedencia.

    Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo









    sábado, 30 de septiembre de 2017

    BULLYING O MATONEO



    ¿Quién es culpable?

    Comencemos por admitir que fue una de las rémoras que arrastre durante todo el periodo de infancia y adolescencia, aun hasta de los propios profesores, una anécdota de ello fue cuando trabajando en la limpieza de una zanja, detrás de la escuela  donde asistía, se me rompió el pantalón a la altura de los glúteos y quedaron las nalgas expuestas, esto le ocasionó un ataque de risa al profesor guía, porque con 8 años que contaba no usaba calzoncillos. Ese día muy atribulado regrese a la casa y le conté a mi abuela el momento difícil que pase y ella comprensiva como siempre, se dirigió al almacén más cercano y compro un una yarda de liencillo y me hizo un par de interiores, ahora yo deseaba que se volviera a romper el pantalón para exhibir mi ropa interior nueva, pero no tuve suerte.

    Aunque mis abuelos maternos, quienes me criaron nunca practicaron el escarnio o la mofa, estas no  pasaron desapercibidas, siempre se presentaron situaciones en que podían hacer burla de alguien, lo mismo todos mis tíos y demás familia. Ahora bien me enseñaron el respecto por el prójimo, sin importar ninguna condición y por supuesto ese fue uno de los valores que ha permanecido y hoy sigo cultivando en la vida.

    Sin embargo, como medida de prevención (para evitar las preguntas y tener que dar respuesta que me comprometieran con los hechos) jamás lleve a mi casa ningún problema surgido en el medio donde me desenvolvía y menos de la escuela o el colegio. Aprendí a enfrentarme a ese tipo de situaciones, resolviendo las dificultades a puño limpio y no fueron pocas las veces que llegue a casa con los ojos morados, producto de los golpes de mis adversarios, la última reyerta la hice cuando tenía 15 años y fue tanta la zampapalos que recibí que quede curado, de allí en adelante preferí, no hacer caso al matoneo o ser diplomático antes que contrincante.

    Es posible que la actitud pasiva, tal vez melancólica o impotencia, produzca que muchos niños y sobretodo niñas y no tengan los arrestos para sobreponerse a  esta situaciones, que minan su personalidad y erosionan su capacidad de soportar, ocasionado por  el desprestigiado bullying. Porque si algo existe con ferocidad en la niñez y adolescencia es hacer del árbol caído leña.

    Siempre hay elitismos en todas partes y en estos lugares sobreabundan:
    Están las chicas que tienen mejor posición económica, los chicos que se creen Rodolfo Valentino, los grupos de los que viven en lugares centrales, los que disponen de dinero todo el tiempo, los guapos y apoyados, los que piensan que son mejores, los que se creen más inteligentes, los que se visten a la moda, los que tienen mayores actitudes para el deporte, los duros, etc.etc.

    Esta  tan extendida y generalizada de la práctica del matoneo, que toda la sociedad debe de contribuir para dar soluciones, porque no es una virosis focal sino una pandemia mundial. Antes no era tan notorio, porque no teníamos los medios de información con estos alcances globalizados y todo se restringía a  áreas cercanas al entorno, hoy conocemos  lo que pasa en una aldea de China, como en una favela brasileña o un gueto norteamericano con la misma facilidad que lo que pasa al frente de nuestra casa.

    Creo que la solución a esta terrible plaga de la sociedad solo se obtiene, si nos amamos unos a otros, pero ¿Cuántos están dispuestos a hacerlo? He aquí la piedra de tranca para la solución.

    Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.


    viernes, 29 de septiembre de 2017

    ALZARE MIS OJOS A LOS MONTES.




    David era un hombre de guerra, un experto combatiente, cuando el declara que alza los ojos a los montes es porque es sabedor de las asechanzas a que está sometido, él sabe por experiencia propia que los flecheros lo tienen asediado y que se está cerrando un cerco en forma de tenaza que lo va obligando a una concentración de su grupo en el centro del monte, donde no existe vía de escape posible, ni hay un plan b, ni opción de ninguna naturaleza para salir ileso de la emboscada  de su acérrimo enemigo. En este aspecto parece que la situación se asemeja mucho, al salmo 23:4 .Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. El conoce a la perfección que el enemigo solo está esperando una oportunidad para lanzarse sobre él y  despedazarlo, son  fieras al asecho sedientas de sangre y con instinto asesino que no saben diferenciar lo bueno de lo malo, son arteras, despiadadas y sanguinarias, sin emociones, que actúan impulsadas por reacciones viscerales. A mi entender esa parece ser la situación de David. Ahora pongámonos sus zapatos y preguntémonos igual que él.

    ¿De dónde vendrá mi socorro?

    Con seguridad el salmista estaba pasando por un momento de verdadero apremio, me imagino que se inspiró para escribir este salmo cuando era perseguido por el rey Saúl, al tenor la Biblia lo describe así: Y Saúl iba por un lado del monte, y David con sus hombres por el otro lado del monte, y se daba prisa David para escapar de Saúl; mas Saúl y sus hombres habían encerrado a David y a su gente para capturarlos.(1de Samuel. 23:26).

    En este punto haremos algunas consideraciones:

    1.     Ningún plan de  Dios pude ser impedido por acciones satánicas, ni por pretensiones humanas.
    2.     Las disposiciones del Señor encontraran oposición tanto por Satanás, como por los hombres que se asocian con él.
    3.     Los decretos divinos no están exentos de rechazos y obstáculos, pero nada, ni nadie tiene el poder para impedir su ejecución.
    4.     Quien cree que hacer la voluntad de Dios es sinónimo de encontrar el camino libre para lograrlo, le aconsejo que se lea las biografías de Cristo escritas en los evangelios y haga una recopilación de todos los obstáculos que se encontró el Señor Jesucristo para llevar acabo la voluntad perfecta del Padre y me cuenta el cuento.
    5.     A quien Dios en su soberana voluntad elige para cumplir determinada tarea sabe con certeza que tendrá un camino escabroso y lleno de dificultades, pero puede estar confiado porque quien le dio la comisión se responsabiliza de que se lleve a feliz término.

    Mi socorro viene de Jehová.

    Solo el hombre que tiene una buena relación con su Señor, tendrá la certeza en  medio de la tempestad de la vida, que Dios es quien libra, si la tormenta la ocasionan desastres naturales o viene por causas  distintas, en cualquiera de los casos, el auxilio viene del Señor.

    Que hizo los cielos y la tierra.

    Esta afirmación categórica del salmista es una evidencia de la confianza puesta El Señor. Es una confirmación del poder de Dios que sirve de aliento y estímulo a la fe puesta en El. En otras palabras David declara: pensando en términos humanos no existen ni remotas posibilidades de escape, esto por supuesto en un ámbito natural, espero una solución sobrenatural que es insignificante y poca cosa para el Creador de todo cuanto existe.

    No dará tu pie en el resbaladero.

    Me librara de riesgos donde el camino sea un peligroso deslizadero que pueda permitirme una caída de consecuencias imprevistas. Nunca se sabe de las consecuencias de las caídas y esa es la intención precisa, mantenerme lejos de alguna posible caída.

    Ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
    Todo el que confía en El Señor, puede estar seguro  y dormir en completa paz, así el mundo y los enemigos se abatan contra él. El Señor cuidara su sueño. Esa protección es aprueba de toda asechanza por la simpleza que Dios mismo es el encargado de la seguridad y el pondrá el cerco infranqueable para sus enemigos o dará la salida a cualquiera sea la dificultad. ¿Quién puede estar más confiado que aquel a quien Dios promete cuidar?

    El sol no te fatigara de día, ni la luna de noche.

     El Señor enviara la nube como en el desierto, para que  amaine los rayos caniculares del sol y no lleguen a ti, si es que estas en campo abierto y no hay sitios sombreados a donde reposar. De manera metafórica está asegurando que ninguna fuerza o situación terrenal, tendrá incidencia contra nosotros, cuando Él quiere protegernos

    Jehová te guardara de todo mal.

    Para Dios que es conocedor de todo lo que pueda ocasionarnos mal, se adelanta a darnos seguridad, al hacer esta declaración, porque no solo nos salvara de los peligros que podamos ver, sino de todos aquellos que no vemos, ni percibimos, aquí serán solo peligros físicos.

    El guardara tu alma.

    Esto es en otra dimensión, porque tiene que ver con la parte espiritual,  refirmando  una vez más que no solo tiene poder para librarnos  de ataques físicos, sino espirituales, ya que estos son más devastadores y peligrosos que los físicos, porque está escrito: no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno (mt: 10:28).

    Jehová guardara tu salida y tu entrada. Desde ahora y para siempre

    Reafirma su compromiso de ser guardián perpetuo de toda nuestra integridad, en todas las circunstancias y tiempo y lugar.

    ¿Quién puede estar más seguro, que aquel a quien Dios mismo promete cuidar?

    Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.