jueves, 22 de junio de 2017

NO LLORES POR MI 7 (continuacion)




No llores por mí, los que alcanzan la gloria eterna
No sufren, no padecen, no sienten dolor,
Están protegidos de toda flaqueza humana,
Han superado las decepciones, la angustia,
Dejaron atrás todos los padecimientos,
Franquearon los muros de la desolación,
Pasaron por encima de los vituperios,
Vencieron las ventiscas y vendavales
y conquistaron la cumbre más alta.
Están disfrutando lugares celestiales,
Allí no hay ocasión para debilidades humanas,
Todas fueron vencidas y desarraigadas
Porque estar donde esta Cristo
Es vivir a plenitud y en perfección total.
Por qué llorar por el que venció las vicisitudes,
supero el mal y gano la batalla final
Y tomando el rumbo de la gracia divina
Traspaso las barreras que lo separaban
De la morada eterna, lugar predestinado
Para los que se amparan en el perdón del Señor,
Los inocentes por ser niños sin conocer el bien,
Ni haber permitido a su alma, entrada a la maldad.
Los que han nacido sin entendimiento y han
vivido como seres impolutos, sin recibir las manchas
Indelebles de los pecados por omisión o comisión.


Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo

domingo, 18 de junio de 2017

NO LLORES POR MI ( 6 continuacion)


No llores por mí, aquí todo es inefable,
no aparece ninguna medida, ni dirección,
los canticos de alabanza al Sumo Creador
no están limitados por medidas musicales,
los arpegios y las notas son tan sublimes
que se extienden en el infinito sus tonos melodiosos,
y en sus ritmos esplendidos hacen que la creación dance
en sincronización impresionante, así se explica su movimiento
en la esfera terrenal, el girar del universo entero
obedeciendo a la cadencia melodiosa de variedad infinita
de instrumentos musicales y sus magistrales interpretaciones
por coros de proporción numérica incontable.
esa armonía melodiosa mueve en todas direcciones
al formidable  universo, haciendo palpitar de vida
todo su contenido impresionante.
Las melodías se generan en combinaciones armoniosas
y sus ejecuciones son tan magistrales y perfectas
que bien pudiéramos vivir en el infinito
escuchando uno solo de sus acordes por toda la eternidad.
La música detiene el tiempo y elimina las distancias físicas
ella nos concede la magnificencia de un eterno presente
Y la grandiosidad de vivir sin tiempo ni limites en el universo.
 
Por el pastor: Fernando Zuleta  Vallejo

sábado, 17 de junio de 2017

NO LLORES POR MI ( 5 continuacion)


No llores por mí, porque no hay razón para llorar,
he pasado la frontera física de la vida terrenal,
ahora disfruto la libertad total ganada por Cristo
en su cruenta y ruda batalla contra el mal,
ahora las edades eternas son mi ruta
y mi camino está marcado por El Salvador,
donde no hay escollos para vencer,
ni pruebas para superar, solo un rictus
de eterna gratitud y calidad sonrisa
en cada rostro que ahora tiene carisma angelical.
No llores por mí, porque he dejado atrás
penurias, quejas y tormentos,
se acabó la lúgubre discordia,
se terminó la acides de la disputa,
se puso punto final a la incomprensión,
los sinsabores de la desesperanza fenecieron,
languidecieron y murieron las controversias,
terminaron los sueños y nació la verdad infinita
de la vida eterna en Cristo Señor Nuestro.
No llores por mí, porque aquí, no hay sueños rotos,
ni ilusiones pasajeras, no hay burbujas
que en un momento inesperado exploten
y nos saquen del confort de lo iluso
a la realidad de dantescas pesadillas.
Aquí no se vive de la esperanza,
sino de la verdad manifestada en Cristo.
La esperanza se cristalizo en la Verdad absoluta.
No llores por mí, las estepas solitarias ya no existen,
los recuerdos y la nostalgia se disiparon,
la oscuridad es desconocida, de ella no hay testigos,
todas las flaquezas se diluyeron,
los sentimientos todos se condensaron en el amor,
la fe es tangible en la verdad insondable,
se corrió el velo de los misterios impenetrables
al darse a conocer la Única Verdad absoluta,
diáfana y pura en toda su dimensión infinita
la luz es indescriptible y la paz es inconmensurable,
el tiempo y las distancias se despidieron,
se han borrado las coordenadas
y las palabras han desaparecido,
la mente del Supremo Hacedor dirige
y son captadas sus intenciones con sincronía absoluta
por huestes angelicales y redimidos por igual,
porque la mente de Dios y su innumerable sequito
son una en Cristo por la eternidad.
 
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo

NO LLORES POR MI ( 4 continuacion)


No llores por mí, esa es ley divina, impoluta, inalterable,
y no podemos variarla un ápice, menos eliminarla,
El hizo normas y principios inobjetables
Él le dice al mar de aquí no pasaras,
El estableció sus fronteras y puso el muro de contención,
invisible, intangible, pero perenne e inviolable,
porque no es acción humana, sino palabra
de la boca del Eterno, pasaran las edades, mudaran
las galaxias, cambiara la dimensión del firmamento,
habrá nuevos universos, pero su Palabra permanecerá inalterable,
y si me amas, como Dios es amor,
transcenderás las fronteras de lo humano y terrenal,
para alcanzar la morada de lo divino y celestial.
No llores por mí, porque las lágrimas son sombras
que oscurecen el corazón y manto negro
que envuelve el alma de mortaja pétrea,
anula los sentidos y cierra el entendimiento,
y el amor es luz de destellos infinitos,
que combaten la oscuridad hasta extinguirla,
de ella no quedan ni pálidos reflejos,
ni huellas delatoras que testifiquen,
que alguna vez tubo pasantías por las policromaticas
galerías que recorren los espíritus libres
de los que se sumergieron en la calidez de las aguas
vivificantes del amor divino.
No llores por mí, porque el llanto no desviara
una milésima la ruta demarcada por El Poder Supremo,
el no conmueve a Dios en su inmaculado trono
sino que nos enseña la finitud de nuestra naturaleza humana,
mostrando en toda su dimensión terrena
la dependencia absoluta del Gran Yo Soy.
 
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo

NO LLORES POR MI ( 3 continuacion)


No llores por mí, tus lágrimas no añadirán gloria,
ni aumentaran el gozo inefable de estar con Cristo,
nada de lo terrenal influenciara en la vida eterna,
porque ningún ser en la dimensión humana
está en capacidad de entender el mundo de los espíritus
estando en una esfera terrenal y aunque se exprima las neuronas
podrá comprender la magnificencia de la gloria que disfrutan
los vivificados por la sangre del cordero sin macula.
No llores por mí, porque si tienes la seguridad
de que he comenzado la época más majestuosa
que ser creado pueda vivir a plenitud,
solo caras iluminados por amplias sonrisas
y sonoras carcajadas deben esbozarse.
Donde florece el amor no hay espacio para la tristeza
igual que donde hay luz, no hay resquicio para oscuridad.
el amor marcha en la plenitud de la luz y El Espíritu los franquea
haciendo de la unión de los tres atributos soberanos
la perfección total y absoluta,
porque este no se exhibe, no grita, no reclama,
se manifiesta en la quietud de quien lo posee
y vive en quien lo alimenta con la bondad,
y se vacía de sí mismo,
para llenarse de su magnánima presencia.
No llores por mí, porque el camino siempre se termina,
no podríamos prolongarlo unos días,
o tal vez unas pocas horas, inexorable
llega el momento del punto final,
y solo El Dios Omnipotente,
tendrá a su libre arbitrio, la decisión
de permitirnos continuar o de señalar su límite,
no está en nuestras manos su continuación,
y todo esfuerzo humano es vano y toda acción inútil,
no somos dueños de los días de nuestra travesía,
vamos por un camino por el que hay que marchar
y solo si aceptamos el que, Él nos ha trazado en la vida
por medio de su Unigénito habrá extensión a la eternidad.
 
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo

NO LLORES POR MI ( 2 continuacion)



No llores por mí, tú has recibido sabiduría
Porque descubriste que el amor
es esencia divina y substancia del Eterno
que no son palabras sino acciones
Que nada tiene que ver los sentimientos,
Con la realidad de la vida misma,
que no es lo que anhelamos la verdad,
sino lo que realizamos lo que la demuestra
porque el llanto no quita la culpa,
ni elimina el dolor, acicatea la fiereza
que manifiesta la impotencia,
no cura las penas, solo las hace latentes,
y sin duda expresa incompatibilidad,
entre  la realidad y el sentimiento,
porque si con verdad, me amaste,
nunca tendrás razones para justificar
rastros de amargura o de dolor,
estos solo se manifiestan en quienes,
son agobiados por la culpa inclemente
que reclama la miseria humana, a quienes,
son incapaces de conocer el amor.
El que conoce el amor de Dios, no llora porque,
no podemos hacer nada en absoluto
por las decisiones ajenas e intransigentes
de quienes rechazan con tozudez y desprecio
la bondad, amor y misericordia infinitos del Sumo Creador,
nadie puede ser perdonado sin querer,
y Dios no da amnistía, porque ella violenta la ley,
su perfección absoluta, siendo Todopoderoso se lo impiden
porque su justicia tiene que ser satisfecha
y solo el sacrificio perfecto de su Unigénito
dibuja el paisaje santo para perdonar sin quebrantar
uno solo de sus mandatos y sin anular ningún decreto.
Es la justificación en Cristo la que permite la redención,
Siendo condición sine qua non, creer en su obra salvífica
Para recibir el beneficio divino de la gracia eterna.
 
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.

viernes, 16 de junio de 2017

NO LLORES POR MI (1)

 
No llores por mí, porque si me amaste
hiciste todo por hacerme feliz
diste todo para mi bienestar,
entregaste lo tuyo para que fuera mío,
pensaste en mí, antes que en ti,
no tienes ninguna cuenta por saldar,
en tu mente no hay deuda por cancelar,
no hay remordimiento, porque hiciste
todo lo que deberías y podías hacer
no quedan sinsabores por negligencia,
y reposa tu corazón por el deber cumplido
y tu alma está en paz porque fuiste diligente,
en tu espíritu sosegado, no hay reproche,
tu aire me donarías para verme respirar,
tu sangre me regalarías para sentir mi corazón,
tu misma alma entregarías para vivificar mi cuerpo,
tu espíritu ofrecerías para que fuera otra vez humano
y con tu vida harías trueque con alegria por la mía,
pero los más puros y fervientes deseos
no pueden hacer realidad las intenciones del corazón,
no hay eco, ni respuesta en pensamientos altruistas,
el subjetivismo nunca alcanza a la realidad,
porque esta, es acción tangible de criaturas
y lo tangible del Eterno son sus pensamientos,
Porque Dios piensa y existe, y el hombre piensa y nada acontece.
Los pensamientos del hombre son estériles,
Los de Dios son el resultado de todo lo existente.
nosotros no tenemos capacidad creativa,
Dios es el único que hace de su pensamiento ley,
por eso es infinito el universo y se expande
cada día a fronteras desconocidas, porque su Creador
con su mente mirifica, no cesa en sus pensamientos
y añade constelaciones y pléyades a cada momento.
nunca la criatura inteligente encontrara en la uranometría
la medida, ni el tamaño del cosmos infinito,
pues él no es susceptible de medir por ninguna ciencia,
al no permanecer estáticas sus medidas y crece a la velocidad
que le imprime su arquitecto y formidable diseñador.
no pueden los expertos en medidas siderales
extender el cordón y decir esta es su extensión
porque en cada instante aumenta a velocidades insondables
su descomunal envergadura y colosal dimensión.
si llegaran en un momento hasta el final
solo con inclinarse a recoger el cordel descubriría
con asombro que al hacerse inhiesto, cientos de nuevas galaxias
se ensanchan ante sus desorbitados ojos,
cambiando el plano del formidable cosmos
sin poder entender, ni tener explicación alguna
del suceso vivido, y en su totalidad incomprendido
porque no tiene El Soberano Señor del universo
porque hacer entender a las criaturas sus decisiones
sino que es obligatoriedad de ellas dar su asentimiento
porque Dios no necesita aprobación a sus designios
en su inmanencia está por encima de todo lo creado
y en su aseidad todo lo que es, depende de El para existir
mas Él no depende de nada, ni nadie para Ser
podrá desaparecer el cosmos en todas sus magnitudes
y seguir a perpetuidad, sin el más infinitesimal cambio.
sin alteración mínima en su esencia y naturaleza.
para El las edades no cuentan, el tiempo no es,
no necesita ningún elemento para vivir,
porque Él da origen a todo lo que existe,
de El emana todo ente y toda vida y dispone de todo
por ser su autor y tener derecho absoluto
y no hay quien resista la más mínima de sus decisiones.
sus decretos son inalterables y perpetuos
El dijo y es, porque es infalible y perfecto
nada tiene que corregir, nada tiene que enmendar
Es la primera y la última palabra.
 
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo