jueves, 19 de abril de 2018

EL CUADRO DEL AMOR




 NO ES HABLAR DEL AMOR, SINO PERMITIR QUE EL HABLE POR SI MISMO,
EL NO SE EXPRESA CON PALABRAS, SINO CON HECHOS,
POR LO CUAL EL AMOR SON ACCIONES Y REALIDADES TANGIBLES,
NO PALABRAS CON BUENAS INTENCIONES MATIZADAS Y ADORNADAS PARA CAUSAR EMBELESO,
HÁBILMENTE ELABORADAS CON EL PROPÓSITO DE ENAJENAR LAS MENTES HACIÉNDOLAS SEGUIDORAS ...INCONDICIONALES DE NUESTRAS IDEAS.
EL AMOR JAMAS ES MANIPULADOR Y NUNCA EXIGE QUE SE LE SIGA INCONDICIONALMENTE, EL SIEMPRE TE DEJARA ELEGIR, YA QUE UNA DE SUS CARACTERÍSTICAS MAS SOBRESALIENTES ES RESPETAR TU LIBERTAD Y TOLERAR AL SER HUMANO AUN SIN ESTAR DE ACUERDO CON SUS DECISIONES.
EL AMOR ES LO ÚNICO QUE HACE LIBRE A LOS HOMBRES, POR LA SIMPLE RAZÓN DE QUE DA TODO LO BUENO Y GRATO QUE PUEDA EXISTIR SIN ESPERAR NADA A CAMBIO Y CUANDO PODAMOS IMITARLE DÁNDOLO TODO SIN ESPERAR RECOMPENSAS ...
AMAREMOS VERDADERAMENTE.


POR EL PASTOR:FERNANDO ZULETA VALLEJO.

¿CAOS, CASULIDAD O CAUSULIDAD?





 
El comunismo es una filosofía que promete la libertad física del hombre y aprisiona su alma y espíritu.
Se parece mucho a una vitrina donde se exhiben esmeraldas talladas, que solo muestran la obra realizada para ser admirada, pero que no cuenta la historia de cómo se logró obtenerlas, en muchos casos se consiguieron a sangre y fuego y es el resultado de terribles y mortales batallas entre los que propugnaban su comercio.
El socialismo promueve la igualdad haciendo a todos sus seguidores miserables.
Porque tanto el que se aprovecha de la ingenuidad o ignorancia de sus seguidores, explotándolos, física, emocional y mentalmente, como los que son víctimas de esta canallada, todos viven una vida miserable.
No es solo miserable el que vive en la inopia física, sino también el vil explotador del desvalido.
La miseria humana tiene dos caras. El que la produce y el que la sufre.
Esto se parece mucho a lo que los psicólogos llaman una relación sado-masoquista, uno le gusta torturar y al otro le gusta ser torturado, el sádico se siente realizado haciendo sufrir y el masoquista  sufriendo. Me parece por los vientos que soplan que esta situación es la que estamos viviendo en Venezuela, tenemos un gobierno que disfruta al máximo  el sufrimiento y la calamidad que estamos viviendo y un pueblo que  sufre esa terrible enfermedad espiritual  y disfruta vivir en la indigencia y al borde del colapso físico por el hambre y falta de medicinas, y por la terrible escases de bienes y servicios, pero que no son limitantes para seguir apoyando tanta deshonestidad, corrupción, aberración y morbosidad de los gobernantes irredentos de turno.
Quien no quiere creer en la verdad es entregado a creer en la mentira.
 Por eso Dios les envía un poder engañoso, para que crean en la mentira.( 2 Ts. 2:11).
Todo el que cree que esta situación de Venezuela obedece solo a tener un mal gobierno, solo tiene la verdad a medias, porque esa es una verdad, pero la otra y más poderosa y de la cual se derivan las demás es  espiritual, la proliferación para señalar solo una causa, la del santerismo tiene su apogeo cuando los gobernantes se asocian con todas estas fuerzas satánicas y como conductores de masas abren las puertas del infierno a todo poderío de las tinieblas, participando de ritos diabólicos, dando impulso a toda serie de abominaciones y con ello entregando al país en las fauces del averno. No es coincidencia que situaciones económicas sin control se alineen para llevarnos a la miseria del momento, sino la consecuencia directa de rechazar la verdad del Único Dios Verdadero y cambiarla por la mentira de la falsedad que representan los demonios que se escudan de tras de toda creencia religiosa con apariencia de piedad, pero que esconden sus  pretensiones de destruir  a todo el que cree en la verdad manifestada en JESUCRISTO.
Saque sus propias conclusiones.
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.
 

martes, 17 de abril de 2018

LA ORACION QUE ENCUENTRA RESPUESTA.

La oración que no tenga origen en el corazón de Dios no es respondida.
Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. (Stg. 4: 3)
La actitud del corazón a la hora de interceder es el reflejo de la comunión con Dios, porque la oración que es respondida, sale de las entrañas de Dios y jamás de los sentimientos de los hombres. Debemos tener en cuenta que esto se debe a la inclinación natural que tenemos de querer obtener beneficios personales y aunque no está descartada la intercesión personal, el intercesor como tal, siempre está expresando  el anhelo de que otros sean alcanzados por las bendiciones del Eterno Señor.
Nuestra propensión a querer acaparar el beneficio personal y del entorno (familia, amigos conocidos o simpatizantes) hace que la oración tome un matiz preferencial y esa actitud esta en oposición con la voluntad de Dios en un alto porcentaje. Solo basta por recordar las enseñanzas de Jesucristo al respecto: pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los  que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen. (Lc. 5: 44) ¿En donde aparece aquí que la oración es solo para beneficio personal?
De todas maneras la oración es para beneficio de todos y ella lleva implícito el sello de Dios que es el más grande y seguro benefactor que tiene la humanidad, aunque la mayoría no lo sepa o lo rechace.
Podemos orar por nosotros mismos y es completamente valido, pero toda oración sale de la voluntad misericordiosa de Dios, que usa al Espíritu Santo como enlace perfecto para hacernos conocer el sentir del Padre, transmitirlo al espíritu humano y así darnos a conocer que oración quiere Dios que hagamos, para El hacer su santa Voluntad. El Espíritu escudriña todas las cosas, hasta las cosas profundas de Dios (1cor. 2:10), queda claro que la relación del intercesor con su Hacedor resulta de primordial importancia, porque si no es buena, no podrá haber comunión íntima, que se hace evidente por medio de la oración.
Quien ora en comunión con El Espíritu Santo, está en la presencia del Dios Omnipotente.
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.

miércoles, 21 de febrero de 2018

RAYO DE LUZ

 
 Fuiste como un amor surgido en los sueños, se esfumo al despertar.
 Pasaste como el celaje del rayo en el horizonte,
que antes de que pudiera parpadear su brillante luz dejo de existir,
 solo quedo en la memoria aquella visión fugaz,
de aquel  luminoso haz que deshizo por un momento la negra oscuridad.
Basto ese pequeño instante para inundar el alma y el espíritu
Dejando adherido ese sentimiento puro en la profundidad del ser
Imposible de detener, cambiar, erradicar o abandonar
Se fusionó en combinación perfecta para ser eterno sin límite y sin final.
Los recuerdos están fijos en el instante de tu fulgurante aparición
Fuiste como una centelleante luz  reflejada en el cristal
 Que 
refringiendo en el prisma la descompuso  en colores
Rodeando con  mágica tonalidad tú figura de porte angelical
Aquella epifanía fue tan corta como el suspirar
Pero su huella durara por toda  perpetuidad
 Porque solo se necesita un instante para amar
Y una eternidad no es suficiente para olvidar
 Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.

 

FINAL

 


Se vistió el día con velo de negra oscuridad
Se hizo mortaja sobre un cadáver insepulto
Haciendo más lúgubre el deprimente lugar
Cesaron las risas y se ocultó de los rostros la alegría
Se dibujó en el semblante la melancolía
Se fue la luz, los ojos dejaron de alumbrar
Las sonoras carcajadas huyeron en desbandada
La tristeza se convertía en la reina del lugar
Los ecos lejanos de su peculiar caminar
Fueron silenciados por la ausencia impuesta
De la cruda realidad, que no da tregua a nadie
Porque escrito esta de todos su final
Mentes delirantes por la dureza del dolor
Corazones rotos por la angustia y el baldón
Que suponía aquella inesperada separación
Cosa extraña para todos conociendo
Que la vida se tiene que terminar
Nos negamos con vehemente necedad
A aceptar que todos tenemos un final
Nacimos, crecimos, vivimos y morimos
Son verbos que todos conjugamos
Pretendiendo eliminar del lenguaje: partir
Sin poder entender que nadie nacerá
Sino tiene marcado en su camino el final.
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.

lunes, 19 de febrero de 2018

¿TE PUEDO DECIR ALGO DEL AMOR?

 
 
Solo el amor puede permanecer en silencio
no diferencia estar en la luz o la oscuridad
la soledad no lo abruma, ni lo distrae...

un instante es suficiente para asirce de ti
la eternidad es la medida de su infinitud
el oceano tiene limites y se puede sondear
el sol tiene dimension y se puede calcular
el cosmos en su formidable expansion
es suseptible de medir su colosal extencion
¿donde estan los limites del amor?
¿quien dice esta es su dimension?
¿como se podra allar su extencion?
en el amor no aparece el final
en el amor no se encuentra la limitacion
el amor no tiene señales de culminacion
si te encuentra sera tu amigo a perpetuidad
nunca se alejara, jamas te dejara
no lo podras encontrar, el no se exhive
el te buscara, el te allara y cuando suceda
sera tu aliado por toda la eternidad.
¿como es ese amor?
como es Dios, porque Dios es amor.
 
Por el pastor:Fernando Zuleta Vallejo.

viernes, 16 de febrero de 2018

CAMBIOS.




 

 “Nadie puede convencer a otro de que cambie. Cada uno de nosotros custodia una puerta del cambio que sólo puede abrirse desde dentro. No podemos abrir la puerta de otro, ni con argumentos ni con apelaciones emocionales.” (Luz amparo Triana)
El problema del cambio es que no puede ser inducido, tiene que ser subjetivo, salido de la profundidad del alma y del espíritu y aprobado por la mente y aceptado por el corazón. Lo que no entiende la mente, nunca es aprobado por el corazón.
Nadie puede cambiar a otro, nadie cambia sino quiere. Todo cambio es interior, porque no se trata de moda o esnobismo, sino de conducta. Los cambios externos, lo que se denomina cambio de look, es solo remodelación de la fachada, pero la estructura interna queda intacta. Es perfecta la definición venezonalisima de esta situación con el adagio: “es el mismo musió con distinto cachimbo”. Ese es la equivalencia en Colombia con decir: " Es el mismo perro con distinta guasca"
Los cambios de apariencia son solo eso, pero no llevan implícito ninguno en el comportamiento, ese fenómeno se manifiesta con frecuencia en la política, los blancos se cambian de camisa y quedan  identificados como rojos, pero su corazón sigue siendo blanco por la definición del color político, pero negro por el comportamiento maula, así pasa con los verdes, los amarillos, los morados  o los azules, son camaleónicos, tienen la facultad de  mimetizarse y cambian según el medio ambiente, pero su corazón siempre será de lagarto irredento.
 
EL cambio real en una persona, por fuerza mayor tiene que ser interno y ello significa moldear actitudes, para que se manifiesten en la práctica las aptitudes; un comportamiento irracional es producto de una conducta inadecuada entronizada en el inconsciente de los individuos y se manifiesta de la misma manera que las vacunas, que son  virus atenuados o en estado catatónico y cuando el cuerpo es atacado por otro, se despiertan y entablan el mortal combate hasta que ambos se destruyen mutuamente, quedando indemne el individuo.
Si no cambiamos la mente para que el intelecto se use para hacer y practicar lo bueno, ponernos en la cabeza una bandana que diga soy inteligente, no garantiza que el aserrín que tenemos como sesos se convierta en materia gris.
Si no cambiamos el corazón, para que la voluntad se incline a lo correcto, de nada sirven las palabras de bienestar, si los deseos son una amalgama de pensamientos y apetitos morbosos.
Si no cambiamos el espíritu de cobardes, jamás tendremos un alma valiente que desafié el estatuó quo y pase por encima de los imponderables, venciendo las  imposiciones y disposiciones de las minorías que siempre ejercen el control político, social y económico de los pueblos.
La regla de oro para cambiar el mundo siempre ha sido cambiar primero, porque todo aquel que quiera cambios si cambiar primero, lo podríamos denominar sin temor a equivocarnos como un cínico de siete suelas. Decirle a la gente que debe hacer, sin  hacerlo primero es ser cínico al extremo, igual que hace el  consejero para dificultades en los matrimonios y  teniendo la pareja al frente que se quieren divorciar, les manifiesta todas las consecuencias negativas que arrastraría el hecho, pero el, está tramitando en un juzgado su propio divorcio y  amortigua el impacto de la conciencia que le reclama, diciéndose a sí mismo: ELLOS NO LO SABEN.
El cambio interno, obedece al entendimiento y la comprensión de las razones que justifiquen el hecho, no puede haber contradicción entre la voluntad , el intelecto y las decisiones, todos deben estar de acuerdo, porque se necesita una buena dosis de idoneidad, que es la que  va a reflejar afuera lo que está aconteciendo adentro y esto solo se logra en común acuerdo entre los componentes del ser humano (alma, cuerpo y espíritu).Esto lo definió magistralmente Gandhi al decir: la felicidad se alcanza cuando lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos está en perfecta armonía.
Muchos se preguntan ¿cambiando yo, cambiare el mundo? La respuesta sin temor a equivocarnos es: si; y la razón es que el mundo cambia cada vez que alguien cambia, porque la diferencia no es para el mundo, sino para ti, tu eres la diferencia y la notaran cuantos te hayan  conocido con anterioridad y testifiquen diciendo: fulano si ha cambiado y si logras que otros vean el cambio en ti, ahora pregunto ¿has cambiado al mundo, sí o no?
Por el pastor: Fernando Zuleta Vallejo.